lunes, 12 de agosto de 2013

El agua, con gas


A mi nunca me entusiasmó el agua con gas, de hecho me sabe mal.  Pero por lo que he podido comprobar hasta ahora, en este país no es nada habitual beber agua sin gas. Los alemanes prefieren el agua con gas en la mayoría de los casos, hasta tal punto que solo consumen agua sin gas para infusiones o tés. De hecho, si vamos a un bar o restaurante y pedimos agua, nos van a traer agua con gas. Si la queremos sin gas, debemos especificar.  

He observado que los carritos de la compra de los alemanes siempre incluyen varios packs de botellas de agua con gas. También es habitual comprarla de diferentes sabores, de los cuales el más común es el de manzana. Es un producto habitual del Lidl en muchos lugares (también en España) que se llama Apfelschorle. Después de la cerveza, el Apfelschorle es la bebida nacional alemana, o eso me parece. Aunque a mi no me acabe de convencer, algo debe tener esta bebida si hay 81 millones de personas bebiéndola. Bueno, digamos 80 millones, siempre hay algún outsider

Si les da curiosidad pueden hacerle una visita al señor Lidl. :)

Fuente: http://www.flickr.com/photos/93873453@N00

3 comentarios:

  1. Eso debe ser porquew les ayuda a digerir las salchichas XD

    Has visto si consumen "cordials"? Concentrados de algun sabor a fruta (naranja, grosellas, manzana, etc...) que se mezclan con agua...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ¡la verdad es que no me he fijado! No llevo mucho aquí, ya me fijaré :)

      Eliminar
  2. Jo!, pues a mí me encanta el agua con gas!, y me parece curioso, porque cuando era niño incluso se hablaba de que era mala para el riñón y en mi familia se dejó de consumir. Estos alemanes siempre tan adelantados! jajajaja...

    ResponderEliminar